<<<       Indice       >>>

Regreso al  Curso  de la Maxima Autorrealización
 


El Bhagavad-gita Tal Como Es

Por Su Divina Gracia
A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada
Fundador-Acarya de la Sociedad Internacional para la Conciencia de Krsna
 

 

Capítulo Seis

 

Dhyana Yoga

 

Verso 34

 

cañcalam hi manah krsna

pramathi balavad drdham

tasyaham nigraham manye

vayor iva su-duskaram

 

cañcalam—vacilante; hi—ciertamente; manah—mente; krsna—¡oh, Krsna!; pramathi—agitadora; bala-vat—fuerte; drdham—obstinada; tasya—su; aham—yo; nigraham—sometiendo; manye—pienso; vayoh—del viento; iva—como; su-duskaram—difícil.

 

 

 

TRADUCCIÓN

Porque la mente es inquieta, turbulenta, obstinada y muy fuerte, ¡oh, Krsna!, y someterla, creo yo, es más difícil que controlar el viento.

 

SIGNIFICADO

La mente es tan fuerte y obstinada, que a veces domina la inteligencia, aunque se supone que la mente debe estar subordinada a la inteligencia. Para un hombre que se encuentra en el mundo práctico y que tiene que luchar contra muchísimos elementos contrarios, es sin duda muy difícil controlar la mente. Puede que de un modo artificial uno establezca un equilibrio mental tanto con el amigo como con el enemigo, pero en fin de cuentas ningún hombre mundano puede hacerlo, ya que eso es más difícil que controlar la furia del viento. En las Escrituras védicas (El Katha Upanisad 1.3.3–4) se dice:

atmanam rathinam viddhi

sariram ratham eva ca

buddhim tu sarathim viddhi

manah pragraham eva ca

indriyani hayan ahur

visayams tesu go-caran

atmendriya-mano-yuktam

bhoktety ahur manisinah

 

"El individuo es el pasajero que va en el coche del cuerpo material, y la inteligencia es el conductor. La mente es el instrumento con el que se conduce, y los sentidos son los caballos. Por lo tanto, el yo es el que disfruta o sufre en compañía de la mente y los sentidos. Así lo entienden los grandes pensadores". Se supone que la inteligencia debe dirigir a la mente, pero la mente es tan fuerte y obstinada, que a menudo domina la inteligencia de uno, tal como una infección muy aguda puede superar la eficacia de la medicina. Ese elemento tan fuerte que es la mente, se supone que se controla mediante la práctica del yoga, pero ese método nunca es práctico para una persona del mundo, como lo era Arjuna. Y, ¿qué podemos decir del hombre moderno? El símil que se usa aquí es idóneo: uno no puede capturar una ráfaga de viento. Y aún es más difícil capturar la mente turbulenta. La manera más sencilla de controlar la mente, según lo sugirió el Señor Caitanya, la constituye el canto de "Hare Krsna" con toda humildad, el gran mantra de la liberación. El método que se prescribe es sa vai manah krsna-padaravindayoh: uno debe ocupar la mente en Krsna por completo. Sólo entonces dejarán de haber más ocupaciones que agiten la mente.

 

<<<       Indice       >>>

Buy Online Copyright © The Bhaktivedanta Book Trust International, Inc.
Su Divina Gracia A. C. Bhaktivedanta Swami Prabhupāda, Fundador/Ācārya de la Sociedad Internacional para la Conciencia de Krsna